Terapias

Trastorno dismórfico corporal

La imagen o representación mental que nos hacemos sobre nuestro cuerpo no coincide necesariamente con nuestra apariencia física real. Es decir, es una preocupación excesiva por uno o más defectos o imperfecciones percibidos en la propia apariencia física que no son tan observables o significativos para otras personas. A la vez se suelen realizar conductas repetitivas (ej. Mirarse constantemente en el espejo, acicalarse en exceso, comparar su apariencia con la de los demás, rascarse la piel, asegurarse de las cosas…) como respuesta a sus preocupaciones excesivas sobre su aspecto físico.

Para más información contacta conmigo
Contacto